Ideas

Por zam gtz. Hace 3 meses En Branding.

El humo le entra a Kevin en la boca mientras se ríe a carcajadas. Kevin no se imagina lo que representa quemar 4 pares de tenis de colección de una marca que nos está enseñando cómo hacer las cosas.

El incendio creció cuando Donald Trump enfocó sus tradicionales ataques tuiteros a Nike por usar como protagonista de su campaña Just Do It a Colin Kaepernick, un jugador de la NFL que hace un par de años inició un movimiento de protesta contra el maltrato a negros por parte de la policía norteamericana: «No me voy a poner de pie y mostrar respeto por la bandera en un país que oprime a los negros y a la población de color». Colin Kaepernick contagió a otros jugadores de la NFL para hincarse mientras sonaba el himno estadounidense antes de iniciar los partidos.

«Así como la NFL, cuyos ratings han caído mucho, Nike está siendo totalmente asesinada con odio y boicots. Me pregunto si sabían que iba a ser de esta forma. En lo que se refiere a la NFL, me parece difícil de seguir y siempre será así hasta que se pongan del lado de nuestra bandera». Este tweet de Donald Trump resonó con Kevin y muchas otras personas de Estados Unidos, que envueltos en un superficial sentido de nacionalismo, se tomaron muy a pecho el llamado de Trump.

Así enardeció el aparente #BoycottNike.

Varios usuarios quemaron sus tenis en señal de reprobación usando el hashtag #JustBurnIt, otros expresaron su ardida preferencia por otra marca y algunas instituciones prohibieron a sus colaboradores comprar artículos de Nike.

«Cree en algo. Aunque esto signifique perderlo todo» es el slogan inicial de la campaña de Nike con Colin Kaepernick, una frase que en retrospectiva representa la situación del otrora quaterback de los 49s de San Francisco y que hoy se encuentra sin equipo y demandando a la NFL. Una frase que también hace explícito el apoyo de Nike a estas posturas político-sociales, algo que la marca ha hecho ya en varias ocasiones a pesar del riesgo comercial que representa.

Y en ese arriesgar, Nike se vio devaluada a pocos días de lanzar la campaña para luego repuntar hacia una cifra histórica, logrando que sus acciones alcanzaran un éxito sin precedente para la marca y sus ventas se dispararan hasta un 61%.

Nike celebra así 30 años del famoso slogan Just Do It con otra victoria, mientras nos pone el ejemplo de mantenernos fieles a nuestros valores y gritarlo a los cuatro vientos, de esta forma resonaremos con quienes creen lo mismo y quitaremos del camino a quienes no van al mismo lado.

Y Kevin al quemar sus tenis le dio la razón a Nike: el fuego se llevó a los usuarios que Nike no necesitaba, fortaleció la llama en sus fieles seguidores y enamoró a otros. Sin sospecharlo, Nike logró una cierta depuración en su audiencia.

Kevin no lo sabía ni lo entenderá nunca, pero él representa a ese usuario que Nike nunca quiso.

De tal forma que si entre tus usuarios hay alguno que no comparte tus valores, pues bueno, #JustBurnIt.

Suscríbete a nuestro Newsletter

Nos gustaría compartirte lo más relevante y actual sobre storytelling, diseño, comunicación digital, marketing y más.

¡Hola!





.




.




.

*Protegido de spam, claro.