Ideas

Por zam gtz. Hace 2 meses En Blog, storytelling.

—¡Este tipo es un idiota!— se quejaba Tom Hanks mientras le prestaba su voz a Woody en una versión temprana de Toy Story.

En ese entonces Toy Story no era como la conocemos y Woody, ese Woody era enfadoso, feo y como decía Tom Hanks, un verdadero idiota.

Tan mala era la película que cuando Disney vio el primer bosquejo le exigió a Pixar que suspendiera la producción. Woody no se había ganado el corazón de nadie.

Pero él no tenía la culpa. Originalmente el famoso vaquero había sido concebido amable y gentil, pero Disney le pidió a Pixar que lo hicieran un personaje malo.

Ahora sus creadores debían decidir entre mantener esa idea malvada de Disney o retomar su idea inicial y de paso liberar a Woody de un carácter que no era el suyo.

Y así lo hicieron.

Pixar le regresó a Woody su esencia original para lograr la versión de Toy Story que cambió la historia del cine al tener un éxito rotundo y ser el primer largometraje hecho totalmente en computadora.

Es así como Woody nos recuerda de la importancia de mantenernos fieles a nuestras ideas y no hacerle caso a las opiniones externas que no se parezcan a nuestras corazonadas.

Suscríbete a nuestro Newsletter

Nos gustaría compartirte lo más relevante y actual sobre storytelling, diseño, comunicación digital, marketing y más.

¡Hola!





.




.




.

*Protegido de spam, claro.