Ideas

Por zam gtz. Hace 4 meses En negocios.

A menudo me encuentro con pláticas negocio detonadas por preguntas de branding.

Me explico.

A la hora de platicar con emprendedores o empresarios con negocios consolidados pero que buscan crecer o fortalecerlos, sucede el fenómeno del doctor en la consulta: donde las preguntas nos van llevando invariablemente al origen de negocios no fundamentados.

Por eso, si vas a iniciar un proyecto, toma nota de esto que te voy a platicar.

Es que, emprender suena fácil, pero ya que arrancas te das cuenta que no es así:

  1. No vendes como quisieras.
  2. Tus competidores ofrecen algo igual o mejor a lo tuyo.
  3. Tus tiempos y calidad de entrega no están a la altura de tus promesas.

Súmale que estos consejos cliché de emprendimiento no ayudan mucho: Sigue tu pasión, arranca y sobre la marcha vas moldeando, si Juan Pérez pudo, ¡tú también!

Esto es porque las historias de éxito no calculado son las que más nos han vendido. Cuando la realidad es que los innovadores y emprendedores que son más calculadores incrementan por mucho su índice de éxito.

Si midiéramos el #emprendimiento en base a la proporción de proyectos exitosos y este fuera un vaso de agua, definitivamente estaría medio vacío. Pero no están listos para esta conversación.

Por eso, antes de arrancar te propongo dar estos 3 pasos:

  1. Diseña tu modelo de negocio. Es darle forma a tu sueño para solucionar problemáticas o aportar algo valioso en el mercado que deseas. Esto incluye considerar la producción del servicio o producto y la operación y administración del negocio. Desde aquí validas si es un negocio rentable o estás pensando en vivir de la caridad.
  2. A partir de una propuesta de valor para el mercado que deseas. Las necesidades humanas nacen de dolor y de deseos, no hay más. Tu proyecto debe estar diseñado para suplir necesidades o deseos que entran en esos rubros y así llevar a tu usuario a otro nivel. Y eso, o lo haces solo tú, o lo haces mejor que nadie, para entonces hablar de una value proposition. Si no tienes clara tu propuesta de valor ni alguna ventaja competitiva entonces mejor ni te metas.
  3. Para finalmente hacer tu plan de negocio. De esto vas a encontrar mil millones de variantes, pero a mi me gusta esta:
    • Diseño de oferta. Esta es la definición clara de tu producto o servicio.
    • Análisis de mercado, para conocer a tus competidores y las demás ofertas que hay.
    • Estructura de administración y operación.
    • Estrategia de marca y marketing.
    • Plan de ventas.
    • Proyección financiera.

Algunas herramientas y lecturas que definitivamente te pueden servir:

Si esto que leíste fue valioso para ti, por favor compártelo con alguien más. Y si quieres recibir más tips y herramientas, suscríbete al newsletter de Nett donde compartimos ideas semanales que te pueden ayudar: nett.mx/ideas

Suscríbete a nuestro Newsletter

Nos gustaría compartirte lo más relevante y actual sobre storytelling, diseño, comunicación digital, marketing y más.

¡Hola!





.




.




.

*Protegido de spam, claro.