Ideas

Por zam gtz. Hace 4 semanas En creatividad, Productividad.

Juntas diario y a cualquier hora

Un Zoom por aquí, un Google Meet por allá, ¿y los pendientes? Bien gracias. ¿Y los deadlines? Inamovibles como el mármol.

Por eso aquí te comparto 10 ideas por las que creo que no es bueno tener tantas juntas, es un ejercicio catártico desde la honestidad de alguien que puede ser mejor si tuviera menos reuniones.

10 razones por las que ya no quiero tantas juntas

  1. Porque a veces entro a las juntas solo para que los demás no piensen que me vale queso el proyecto, una especie de FOMO. Por eso hago como que estoy en el zoom pero en realidad ando atendiendo lo que de verdad es importante mientras medio escucho la plática.
  2. Porque todo lo que hago está cimentado en la creatividad y no hay creatividad buena sin concentración y atención ininterrumpida. Si quieres mis buenas ideas no me interrumpas. Incluso hay estudios que dicen que somos más productivos cuando vamos a pocas juntas y blindamos nuestro calendario.
  3. Porque inventamos juntas por y para no hacer la tarea, para no redactar un brief detallado o los requerimientos y expectativas explícitos del proyecto. Muchas juntas colectivas son la consecuencia de una flojera individual. Queremos resolver en grupo lo que no hicimos como persona.
  4. Porque si quiero platicar con alguien mejor le marco por teléfono o nos echamos una buena comida y así hablamos de futbol, de series, de libros y de lo que sea. Muchas juntas las hacemos pa’ socializar.
  5. Porque bastantes, bastantísimas juntas son por la mera urgencia del que se las inventa y esta persona no solo quiere desahogar sus presiones, sino que sin saberlo (en el mejor de los casos) hunde el barco entero pero reclama su autoridad como líder.
  6. Porque sale más caro el caldo que las albóndigas. No solo es alto el costo operativo de cada junta grupal (sumando el costo por hora de cada persona), sino que dejamos de convertir ese tiempo y energía en ventas reales, en productividad tangible para la empresa. De lo que vivimos, pues.
  7. Porque las juntas nos hacen sentir como que hicimos algo aunque no hayamos avanzado un pepino. Se siente padre estar en la junta y tomarle fotos pa’ las stories de Instagram, pero la mayoría de las veces solo perdimos ese tiempo y el deadline sigue siendo el mismo. Nos traiciona pues, la gratificación instantánea.
  8. Porque al final de la junta todos salimos con una idea diferente del asunto. Cada quien interpreta lo que escucha en función de su bagaje, por lo que se lleva una historia diferente a los demás. De por sí el lenguaje oral siempre ha creado confusión, ahora súmale lo virtual, la pandemia, la carga de trabajo y el internet que se me cae a cada rato. Es como la fábula de los ciegos y el elefante.
  9. Porque me cansa, no tengo tanta energía como para gastarla en juntas que pudieron ser mails. Mejor déjame optimizar la energía y trabajemos por sprints, pongamos horarios de atención y no dejemos la agenda abierta pa’ lo que sea.
  10. Y finalmente, porque tengo una vida. A veces quiero acostarme y dejar que el inconsciente haga su trabajo. A veces quiero estar con mis perros para dejar de pensar en el proyecto que me tiene ciclado. Quiero trabajar de forma asíncrona por lo que no me estoy rascando la panza (a veces sí, sobre todo cuando estoy leyendo) esperando o propiciando una junta por el mero gusto.

Dejemos las juntas para lo que sea realmente necesario, así las vamos a aprovechar y disfrutar. Éstas deberían ser un buen momento de integración grupal, de entendimiento colectivo y de armonizar nuestras visiones.

Suena a que me inventé esto del daño de muchas juntas pero no es así

Esto que te acabo de compartir es el resultado de ondas que he estado leyendo, pero sobre todo, de un cansancio que traigo y de espinitas clavadas por ideas que no he logrado concretar.

Inspirado en este artículo: The Psychology Behind Meeting Overload (Harvard Business Review) y en este librazo, Deep Work.

Si esto que leíste te resonó, compártelo con alguien más.

Y suscríbete a nuestro newsletter para recibir cada semana 10 ideas de productividad, creatividad y más.

¡Hola!





    .




    .




    .

    *Protegido de spam, claro.