Ideas

Por Fernanda Vázquez. Hace 5 meses En podcast.

El valor de las emociones

El verdadero branding es el que descubre la emoción que mueve a la marca.
Cuando integramos las emociones y mostramos vulnerabilidad, entonces sucede la magia, creamos un contenido honesto y de valor.

Actualmente vivimos en la era en donde las marcas buscan conectar con su audiencia  e insisten en crear contenido «original» y en esta gran búsqueda, las marcas terminan realizando lo mismo que otras, tornándose completamente opuesto el objetivo original. Por lo tanto ¿qué es algo verdaderamente original?

Es cierto que vivimos en mundo digital, sin embargo si estamos en este medio, es vital que entendamos que no todo el contenido que se consume es digital, si no también análogo. Y en ese sentido el contenido impreso «el papel» nos ha dejado grandes aprendizajes que podemos aplicar en la generación del contenido digital:

1. No todo es digital.
Renuncia al paradigma de lo «inmediato» y el «consumo fácil». El reto del siglo XXI es recordar que se sigue consumiendo contenido de forma análoga.

2. Disponibilidad del lector.
Considera al lector, ¿dónde está? y el tiempo que tiene. Ninguna historia humana se puede contar en 500 palabras, necesita tiempo y lo que no tiene el lector digital es tiempo. 

3. Prácticas del periodismo.
El periodismo no pasa de moda, siguen siendo valiosas sus buenas prácticas, sin importar la plataforma que utilicemos:

  • Veracidad de la fuente.
  • Investigación.
  • Buena narrativa.
  • Ortografía.

Dupla creativa

Los que están dentro de la industria se identificarán totalmente. Al generar contenido siempre hay un conflicto entre si le damos más valor al copy o al diseño. Sabina Bautista nos comparte que precisamente no es posible elegir uno solo. Para lograr un buen contenido es necesario el trabajo en conjunto entre el copywriter y diseñador. Es ahí cuando se generan las famosas duplas creativas, en donde no es la idea de uno solo sino de ambos, logrando así el wowness en nuestra audiencia.

La idea que tenemos sobre el contenido, es solo una pequeña parte, ya que todo, absolutamente todo es contenido. Cuando logramos verlo como un todo, la emoción, imagen, palabras, momento, plataforma y comunicación, entonces obtenemos un contenido de valor, y este es valioso porque toca muchos espacios.

El gran reto

La industria en la que nos movemos se compone de estereotipos y deseos que terminan siendo no reales, y por lo tanto la marca termina por reflejar los deseos y no la narrativa real de su historia. Cuando en realidad lo que buscan las personas es identificarse y conectarse con emociones e historias reales. 

Por eso al final del día no importa el tamaño de la marca, importa la permanencia y pocas veces estas están dispuestas a mostrar su vulnerabilidad.

Recordemos que las emociones no pasan de moda, los conceptos sí. Los conceptos son constructos imaginarios y las emociones son los algoritmos con los que funcionamos. Para transformar nuestra industria debemos hablar en humano, hablar de las personas, de lo que sienten. Por eso Sabina nos invita a recuperar a la humanidad, a volver a hablar de humano a humano como lo hacíamos antes. 

Si este contenido resonó contigo, te invitamos que escuches el episodio completo Branding: recuperemos a la humanidad por Sabina Bautista de Toorange, disponible en iTunes y Spotify

Suscríbete a nuestro Newsletter

Nos gustaría compartirte lo más relevante y actual sobre storytelling, diseño, comunicación digital, marketing y más.

¡Hola!





    .




    .




    .

    *Protegido de spam, claro.