Ideas

Por zam gtz. Hace 5 años En Blog.

Como buen melómano y músico, la música es una parte medular de mis días, pensamientos y actividades. Por ello es que siempre que puedo estoy escuchando algo de lo bueno.

Cuando recién supe del lanzamiento de Apple Music me entusiasmé como buen fan de Apple y no dudé en pausar mi suscripción de Spotify para probar el nuevo servicio de la manzana mordida.

Activé el trial y empecé a usarlo en mis dispositivos: macbook, ipad y iphone. Y es que, todo lo de Apple merece -al menos- el beneficio de la duda. (Saludos maestro Steve, en donde quiera que estés).

Lo primero que me gustó es que la librería de música es más amplia. Pude escuchar algunos clásicos de rock que en Spotify brillan por su ausencia. Hasta ahí íbamos bien. Mi marca favorita no me estaba decepcionando.

Hasta que intenté tener canciones offline, o sea, descargadas para poder escucharlas sin necesidad de estar conectado. De repente ya tenía 3 descargas del mismo álbum en cada dispositivo. ¡Tres veces! Nunca supe que pasó.

La frustración se acentuaba al intentar una búsqueda rápida mientras iba manejando, de esas veces que necesitas un boost musical para poder presentar una propuesta de proyecto. Los resultados no eran los debidos así que tuve que tararear el par de canciones que necesitaba.

El colmo fue cuando recibía preguntas como: “¿sí has visto lo que he estado escuchando últimamente?”. Obviamente era un usuario de Spotify que sin saberlo me hacía ver que Apple Music carece de ese lado social que tanto me gusta.

Ya con eso en mente, me puse a evaluar aspectos técnicos como la experiencia de usuario, interfaz gráfica y performance; solo para darme cuenta que la pobreza de estos tres elementos eran la causa de mis frustraciones anteriores.

Ayer reactivé mi cuenta premium de Spotify y con ello la tranquilidad de tener la buena música a la mano.

En fin. Apple sigue y seguirá siendo mi marca favorita, pero creo que Spotify reina en este ambiente.

Suscríbete a nuestro Newsletter

Nos gustaría compartirte lo más relevante y actual sobre storytelling, diseño, comunicación digital, marketing y más.

¡Hola!





.




.




.

*Protegido de spam, claro.