Ideas

Por zam gtz. Hace 3 semanas En Productividad.

Vivimos días de muchas expectativas en la productividad, y no hablo solo de estos meses de encierro, sino de los últimos 7 años, al menos, desde que explotó el boom del emprendimiento, el hustle, la acelerada innovación y la supuesta meritocracia. Es por esto que en estos tiempos nos da mucha satisfacción tener una agenda llena, es como una medalla de honor de todos aquellos colaboradores y emprendedores.

La confusión de términos

Pero hay dos conceptos en cuyo entendimiento podría estar la clave para zafarnos de esta avalancha: busyness y business.

Busyness, según el diccionario Merriam-Webster es la condición de estar metido en muchas actividades. Y entre las múltiples definiciones de business, me llama la atención una: actividad seria que requiere tiempo, esfuerzo y normalmente evitar distracciones.

¡Bingo!

Si aprendiéramos a evitar las distracciones, que incluso son tareas que nosotros mismos nos ponemos, podríamos estar encaminados hacia una mejor productividad.

Nunca confundas movimiento con acción.
– Benjamin Franklin

Dos grandes golpes por la productividad

Benjamin Franklin decía que nunca confundas movimiento con acción. Y es que es muy fácil irnos con la finta al creer que estamos haciendo bien las cosas dado nuestro nivel de ocupación. Pero esto no es así, o no debería ser así.

Por eso es indispensable saber identificar lo que es relevante y enfocarnos en lo que da valor. Decirle no a mucho y sí a poco. Para esto hay muchas herramientas, como aplicaciones de Getting Things Done y matrices para priorizar.

Un recorrido rápido a estos conceptos

 

«¡Quién puede definirnos con precisión la diferencia entre el largo y el corto plazo! Especialmente cuando nuestros asuntos parecen estar en crisis, nos vemos casi obligados a prestar nuestra primera atención al presente urgente en lugar de al futuro importante»
– Dwight Eisenhower

Hablando de herramientas de productividad

Publiqué esto mismo en LinkedIn y otros espacios, preguntando al final por recomendaciones para lograr esta priorización en el contexto de la productividad, y entre las recomendaciones, me llamó la atención la matriz de priorización que ya había visto pero no le había puesto atención hasta que Alejandro Zertuche (amigo que la recomendó) agregó «usando Eisenhower».

Sí, Dwight David Eisenhower fue uno de los generales aliados más importantes durante la Segunda Guerra Mundial y posteriormente presidente de los Estados Unidos, teniendo una larga lista de logros y condecoraciones.

El general encargado del desembarco en Normandía, solía decir que “Tengo dos tipos de problemas, los urgentes y los importantes. Los urgentes no son importantes y los importantes nunca son urgentes», por este tipo de manera de abordar sus proyectos, es que se acuñó esta forma de abordar la matriz de priorización.

Dicha matriz, se ve más o menos así:Pensamientos finales

  1. Estos conceptos de productividad suenan muy bonitos por lo que el verdadero reto es llevarlos a cabo día a día ya que estamos a expensas de las tareas y asuntos emergentes que no hemos contemplado.
  2. Sin duda, esta matriz nos lleva por buen rumbo.
  3. Entender que deberíamos pensar más en términos de business y menos de busyness, nos debería llevar a incrementar nuestro éxito, lo que sea que eso signifique para cada quién.

Y no olvidemos que si nos mantenemos con una mentalidad de estar siempre en modo beta, podremos entender cuales tareas son urgentes y cuales no.


p.d. Me llamó mucho la atención lo de Eisenhower, porque la Segunda Guerra Mundial es uno de los temas que estudio. Si te gustaría saber más al respecto, escucha los primeros episodios del podcast de Hoy Supe donde hablamos largo y tendido sobre este evento que dejó configurado el mundo a como lo conocemos.

Suscríbete a nuestro Newsletter

Nos gustaría compartirte lo más relevante y actual sobre storytelling, diseño, comunicación digital, marketing y más.

¡Hola!





    .




    .




    .

    *Protegido de spam, claro.